dissabte, 28 d’agost de 2010

Woody Allen y la mujer en el cine


En una entrevista realizada a Woody Allen por Cristina Carrillo de Albornoz para la revista XL Semanal (agosto 2010), La única forma de ser feliz es negar la realidad, asegura que su filosofía de la vida es trágica y gris, y los monstruos que le han atormentado toda la vida, y que sus seguidores conocemos muy bien, han sido siempre la muerte, la vejez o el desamor.

Ahora está promocionando en nuestro país Conocerás al hombre de tus sueños, protagonizada por Anthony Hopkins, Naomi Watts, Josh Brolin y Antonio Banderas. El director se ha lanzado de pleno al territorio del marketing y ha contratado para su próxima película, Midnight in Paris, a Carla Bruni, que está dando mucha publicidad a los dos films, sobre todo por los escándalos que protagoniza su marido, ni más ni menos que el Presidente de la República Francesa, enzarzándose con los paparazis en plena vía pública. Woody Allen acapara todos los rotativos con estas técnicas, lo que favorecerá la taquilla de sus películas.

Afirma que desde que conoció a Diane Keaton le resultó más fácil escribir papeles para mujeres. Hay muchas actrices marvillosas; actores buenos...no tantos" Sus films siempre han seguido la evolución del hombre-Allen, que ha dado la imagen de un neurótico, cosa que niega, mientras sostiene que su mente es muy estructurada, disciplinada y predecible. No obstante admite que tiene miedo a envejecer, igual que su personaje Alfie (Anthony Hopkins); la vejez, al contrario de lo que afirmaba Cicerón y yo les digo constantemente a mis alumnos y compañeros, provocando en ellos una sonrisa irónica, no te vuelve más sabio ni más amable.

Su nuevo film acaba y empieza con una frase de Machbeth: "La vida es un cuento de ruido y furia que no significa nada". El director nos da su interpretación de la expresión y de por qué la ha elegido como leitmotiv de su obra: "Vamos por la vida de forma frenética y caótica, corriendo y chocándonos unos contra otros con nuestras aspiraciones y ambiciones, haciéndonos daño y cometiendo errores. En cien años ya no quedará nadie que nos haya conocido y todos los problemas, las crisis económicas, los adulterios y demás, no tendrán importancia. Eso todo es furia y ruido y, al final, nada".






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.