dimecres, 4 d’agost de 2010

La primera feminista: Wollstonecraft


El por qué en una misma familia se pueden dar dos mujeres como Mary Wollstonecraft y su hija Mary Shelley no es casual, y en ello tiene mucho que ver la educación. Como dijo Simone de Beauvoir, la mujer no nace, se hace. M.W. nació en 1759 y , atraida por lo que allí ocurría, marchó a Francia cuando en este país se gestaba la revolución; ella aportaba su lucha por la igualdad de género y su oposición al matrimonio.

Pero lo que hace célebre a un hombre o una mujer no es haber vivido una vida sin contradicciones, sino lo que han aportado al desarrollo de la sociedad y al avance en la conquista de derechos humanos. Mary Wollstonecraft murió demasiado joven, a los treinta y ocho años, tras dar a luz a su hija Mary Shelley, creadora del mito de Frankenstein. Se fue de esta vida con una maleta cargada de decepciones; se enamoró de un anarquista americano Gilbert Imlay, con quien tuvo una hija, Fanny, aunque él, coherente con sus ideas y las de ella, no se quiso casar. Mary intentó suicidarse. Después se casó con William Godwin, que editó sus memorias. Godwin fue un 'socialista utópico', un precursor del anarquismo y del utilitarismo. Sus ideas políticas influyeron en grandes escritores románticos como Lord Byron y Percy Bysshe Shelley, con quien su hija, a la que había educado en los principios del racionalismo ilustrado, huyó y tuvo un hijo.

Hoy, en un día agobiante de agosto, el Diario Público ha encontrado un rincón para dedicárselo a su memoria, hecho que contribuirá al placer de unos lectores y la formación de otros. Si esta mujer hubiera podido ver el futuro, habría comprendido que su tránsito por la vida no fue en valde. Su hija contribuyó a una mayor gloria de su nombre, pues el personaje creado por ella, que compite con los dioses en su pretensión de crear la vida, es un emblema en todo el mundo.

Esta claro que, aunque no sea algo determinante, pues en el seno de familias conservadoras han surgido pensadores que han destacado por la novedad de sus ideas, la confluencia de personalidades activas y progresistas en este contexto tiene que ver mucho con la educación , no sólo en una escuela plural, sino, y sobre todo, en una familia ilustrada.

Tras una reunión en casa de Lord Byron, en noviembre de 1816, con el matrimonio Shelley y John William Polidoro ( escritor de El vampiro, la primera de estas criaturas), nacieron de sus mentes, como Palas Atenea de la de Zeus, unos monstruos y personajes vampiricos, que han marcado la literatura y el cine de terror hasta nuestros días. Es el resultado de la mixtura de las ideas socialistas utópicas y el romanticismo, que escribió solemnes e imperecederos testimonios de la explotación de los niños en los albores de la sociedad industrial y burguesa (David Copperfield, Oliver Twist, de Charles Dickens, entre otros)















Grandes hombres y mujeres en épocas de grandes cambios, que supieron vivir y unir esfuerzos juntos. Como sostiene Giulio Carlo Argán, la vida del hombre está dominada constantemente por la pasión y las contradicciones, el romanticismo, con breves periodos en los que prima la razón y en que coinciden las aspiraciones de los hombres con sus logros. Pero esto dura muy poco y la insatisfacción y la irracionalidad vuelven a instalarse en su lugar, a cohabitar con el hombre por sus fueros.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.