dimecres, 18 d’agost de 2010

Una reportera en China


Hay momentos clave en los que uno siente el orgullo y la ternura de verse rodeado de mujeres y hombres que aman todo lo que se mueve, incluidos estos seres a los que muchos les niegan lo más esencial como es una muerte digna: los animales que conviven, o no, con nosotros. Pero estos días he podido sentir el calor humano de mucha gente, y, especialmente quiero recordar a una amiga cuyo mensaje me ha enternecido, me ha hecho llorar y me ha llegado a lo más profundo. Ella también conoce de cerca a estos diminutos y silentes seres que nos hacen tanta compañía.

Este blog va a contar con un lujo inadecuado a su modestia: una reportera en China, que con la sensibilidad que ha demostrado sabrá no sólo mirar, sino además ver y transmitir poéticamente un mundo tan extraño para nosotros y tan entrañable para ella.

Gracias Ángela. Esperamos mucho de tí y de tu capacidad de exprersar tus sentimientos de mujer sensible.





Cuando experimentes tus nuevas vivencias deseamos que nos cuentes a todos cuánto hay de verdad o de manipulación en estos mensajes que nos llegan del lejano oriente.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.