dilluns, 9 d’agost de 2010

Las vacaciones de la mujer del Presidente de EE.UU.


La prensa republicana y los sectores más poderosos de EE.UU. critican el hecho de que la esposa de un presidente haya venido a España a pasar sus vaciones veraniegas.

Es moral hacerlo, cuando, como unos cuantos descerebrados, a los que nos han bajado el sueldo, estamos en nuestra casa, sin conectar mucho tiempo el aire acondicionado para no gastar, pero no desde la piscina del hotel de turno. Que no olviden que son ellos los endeudados y que Hacienda, que somos todos, debe salir a su salvamento, como en las playas.

Yo ya me he comprado unos tapones para los oídos, pues pienso que me van a doler mucho cuando oiga a estos pobres morenos, lustrosos y relajados, quejarse de lo caro que está el pescado. Mi ciudad, Valencia, está vacía, con unos cuantos guiris por la calle. ¿Dónde esta el resto? ¿Los han abducido? ¿Nos hemos quedado sólos los pesimistas antropológicos?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.