dilluns, 11 d’octubre de 2010

La televisión basura y las mujeres


Estando sentada y desprevenida en mi sofá y después de cometer la torpeza de dirigir involuntariamente los ojos hacia el televisor, que estaba vomitando la programación de una cadena, he visto algo que me ha causado más terror que la película más ficticia del género: los realizadores, que probablemente deberán sujetarse la barriga para reirse y no desmadejarse de la Ministra de Igualdad, que ignorando lo que cuesta prevenir las situaciones, conflictivas, la denostan con argumentos que no quiero reproducir, han osado desbaratar la tarea que una sociedad responsable lleva a cabo para disminuir los efectos de la violencia de género. Éste discurso no es inteligente, pero sí poderoso.

Un programa que llaman Me cambio de familia se anuncia como : 'Dos mujeres contra un machista', 'Mujeres reales', 'Familias auténticas' ..., se atreve a introducir a una pobre mujer liberada, que vende ropa en los mercadillos y que presume de independencia en la casa de un llamado 'machista', y una 'mujer machista' en la casa de los liberales; la segunda se siente culpable, porque cree que es celosa, y lo que le gusta es que su marido trabaje para ella, y pueda dedicarse por entero a la familia en el ámbito privado del hogar.

Los niños de la 'liberal' están más a gusto con su nueva madre, que vive para la familia no como la suya que es una mandona; el entorno de la bien casada cree que la recién llegada es una histérica...Por ahí van las cosas; todos tan divertidos con la televisión mostrando al mundo sus miserias. Las mujeres son emigrantes, con lo que la conclusión es lógica. Los insultos los habituales en la televisión, sobre todo los dirigidos a la 'liberada', que la muestran como una guarra, que no se ocupa ni siquiera de que los niños se laven.

Jugamos con cosas muy peligrosas; es evidente que París vale varias misas y que la gente por dinero acepta aparecer en los medios como repugnantes machistas, gheisas complacientes que dan el mando a los hombres o ridículas pseudostripers. Los niños como testigos y aprendices .

Propuestas didácticas:

Os aconsejoque veáis la TV y preparéis algo para el día de la no violencia contra las mujeres, que en este caso, ejercen sobre todo las poderosas cadenas de televisión.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.