dijous, 21 d’octubre de 2010

Caña al mono a las mujeres ministras.


Desaparecida de la primera línea de combate la Ministra de Igualdad Bibiana Aido, que será recordada por las leyes que impulso más que por los insultos que recibió, que quedaran en el recuerdo de sus familiares y amigos íntimos, ahora le toca a otra de las ministras, que tiene algo en común con ella: su juventud. Este hecho parece que abre la veda de la caza mediática.
El Sr. Alcalde de Valladolid ha dicho de ella lo siguiente: Es una chica preparadísima, hábil, discreta, que va a repartir condones a diestro y siniestro por donde vaya y cuya carita y morritos me provoca siempre pensar en lo 'mismo'.Si este hombre tiene mujeres a su alrededor, no sé que habrán pensado, yo me habría enfadado mucho. Hay una diferencia entre una persona que, cuando intenta arreglarlo, confiesa que su mayor pecado es decir en voz alta lo que piensa en la intimidad y que la Ministra le recuerda un dibujo animado y ellas que dominan un discurso elaborado y científico, que quizás llega poco a la calle, pero que se sitúa en la vía de la solución de grandes problemas; éstas palabras hacen enrojecer a todos los que probablemente considera inferiores pero que le superan en talla. Un hombre al que han votado muchas mujeres de su ciudad debe esforzarse en alcanzar una formación 'razonable'.

Salvador Sostre en El Mundo encuentra sexy a Trinidad Jiménez; Esparza de Intereconomía se ha metido con el pelo de María Teresa Fernández de la Vega o el de Leire Pajín, a la que llaman pelitochorropringe; La Gaceta se ha centrado en el culo de una ministra saliente...

Espero que las mujeres de este país tengan criterio y sepan de dónde les vienen las agresiones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.