dimarts, 26 d’octubre de 2010

El dragón y las doncellas


El últimamente afamado escritor, Sánchez Dragó, sobre todo por sus excesos verbales, confiando en la impunidad que le protege, merced a todos los que le aplauden sus salidas de tono, no ha tenido ningún invonceniente en declarar en su últimos libro ( cuyo nombre no voy a dar para no hacerle publicidad gratuita) a Albert Boadella, que tuvo relaciones con dos menores orientales-por-supuesto. Sus declaraciones respecto a las lolitas vestidas de zorritas dan asco. De tanto dejar la mente en blanco ha olvidado un lema muy antiguo: verba volant, scripta manent. Su forma de desdecirse respecto a la edad de las niñas incrementa el insulto, pues según él las japonesas tienen un aspecto aniñado. Si Boadella no se rió,conviene que lo diga.

Su máxima defensa es que el delito ha prescrito. Primero trabaja para echar a la Ministra de Igualdad, que ya no es una Lolita ( este es el problema de las Lolitas, que se hacen mayores).Yo me pregunto qué puede hacer que un hombre que se considera a sí mismo un intelectual, aunque no entiende nada, acabe su vida de forma tan ignominiosa. Señales ya daba.¿Qué dirán sus admiradores ? De aquellos barros estos lodos.

Esto no se acaba con una simple disculpa.





Parece que se está definiendo a sí mismo.

.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.