dimecres, 20 d’octubre de 2010

Coronel fetichista y asesino de mujeres.


Russell Williams, el coronel canadiense con un gran futuro por delante, tenía un secreto en su vida que hace palidecer muchos thrillers: asesinaba a compañeras de profesión y fotografiarse después con su ropa interior. Muchos echarán la culpa a las víctimas por ingresar en una profesión diseñada para hombres.

El alter ego de muchas personas no resiste la prueba del espejo porque el monstruo que llevan dentro es de tal magnitud que ni ellos lo quieren ver. Ante estas noticias tan inquietantes nos declaramos incapaces de comprender qué puede llevar a un ser humano a convertirse en un ser tan demoniaco. No podemos mirar hacia otra parte.

El fiscal no pudo contener las lágrimas al ver los vídeos en los que grabó sus atrocidades; una de sus víctimas le pidió que le trasladara el mensaje a su madre de que la quería. Lo más terrible es que dificilmente cierras la puerta de tu casa a un compañero.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.