dissabte, 13 de març de 2010

Seguimos alimentado el huevo de la serpiente


Los israelistas han pedido a Bar Rafaeli que no se case con Leonardo DiCaprio, porque no es judío y podría contribuir a disolver la raza judía.

Desde el cine se han hecho grandes esfuerzos por provocar un acercamiento entre las distintas etnias que habitan en Israel y Palestina; la prensa se dedica a avivarlos, recogiendo este tipo de provocaciones.








En Zona libre, la personaje que encarna Natalie Portman es hija de madre americana, lo que no le hace digna de ser considerada judía. Acaba asqueada de los enfrentamientos que responden a intereses ocultos y tienen poco que ver con estas tres mujeres: una americana de padre judío, una israelita y una palestina, que imbuídas por años de enfrentamientos que calan en la población , acaban peleándose por minucias.

Propuestas didácticas:

¿Podemos contribuir desde la educación a la convivencia entre los hombres, limando las injusticias?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.