divendres, 19 de març de 2010

El fiasco de "El País". Ana de Miguel





Publicamos esta carta de Ana de Miguel al diario "El País" porque no podemos estar más de acuerdo con la crítica que hace a la deriva de un periódico que hasta hace nada era un lujo para el que lo leía. Lamentamos que le haya pasado a Juan Luúis Cebrián lo mismo que a la progresía americana, que se vendió por no perder sus piscinas durante el macarthismo. Lamentamos la desaparición de medios de comunicación de referencia. Al final sólo nos quedará , a los que siempre habíamos confiado en el papel, la red.

La filósofa Ana de Miguel ha compartido con Mujeres en Red la carta remitida al Director del País en relación a los anuncios de prostitución. Este es el texto de la carta.

Sr. Director:

He comprado El País durante 30 años. He aprendido mucho y mis alumnos también. Ya hace unos meses que no puedo seguir colaborando ni compartiendo su proyecto. Durante un tiempo he estado quitando los anuncios en que ustedes ofrecen mujeres prostituídas a sus lectores. Pero ha llegado el momento en que ya no puedo con sus fotos de chicas que parecen casi niñas “chinas, nuevas, dieciocho años”. Si algo he aprendido es que somos responsables de nuestros actos. Mi hija me pregunta por qué ya no quiero comprar El País. Cuando sea un poco mayor ya le explicaré que lo hago por ella y por su hermano, y por sus amigas chinas que tanto se parecen a las de las fotos que ustedes colaboran a prostituir en sus anuncios. Nada más, creo que han perdido ustedes el sentido de la humanidad y de la justicia, como otros, por dinero. Me parece tan cínico y cruel lo que hacen, lo que nos hacen a las mujeres que tanto les hemos leído y apoyado que casi ni les puedo desear que les vaya bien.

Ana de Miguel Álvarez/Universidad Rey Juan Carlos

Agradecemos a Ana de Miguel esas aportaciones que tanto contribuirán, no sólo a la formación e información de las mujeres, sino de todo aquel que la lea. Gracias.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.