dimarts, 7 de setembre de 2010

El cine underground. El papel de la mujer en el movimiento.


Juan Zavala, Emilio Castro Villacañas y Antonio C.Martín publicaron en 2001 un libro que nos informa de algunas anécdotas y curiosidades: El cine contado con sencillez. No pretende ingresar en el Olimpo de los sabios, pero sí, desde su conocimiento de la profesión, dar alguna nota interesante para el lector.

Muchos han oído hablar de la cultura underground, en manifestaciones tales como el cine, la pintura, el cómic, la literatura..., pero desconocen el significado del término. Nosotras, en nuestro propósito de dar la mayor información a nuestros lectores, sean alumnos o no, insertamos esta pequeña anécdota. El cine subterráneo o underground nació en Nueva York en la década de los sesenta, cuando el 28 de septiembre de 1960, el Nerw American Cinema publicó un manifiesto que criticaba el modo de representación predominante en Hollywwod, al que consideraban superficial y fastidioso. Eran tiempos en los que se podía disentir, y en los que el que quería mantener un postura absoluta y dogmática lo tenía un poco difícil, porque debía contrastar sus discursos con los de otros, tuvieran éstos razón o no. El tiempo pone a cada uno en su sitio, no hay que desesperar.

Un grupo de jóvenes comenzaron a reunirse en una vieja estación de metro, y de ahí les viene el nombre. Entre ellos se encontraban Andy Warhol, Shirley Clarke, Jonas Mekas, John Cassavetes...; estaban en contra de la intervención en sus realizaciones de productores, distribuidores y financieros, en resumen todo el circuíto comercial, y evitaban lo narrativo, mediante obras realizadas en diferentes formatos, proyectadas en locales o en la clandestinidad.

Este es el sueño de todos los jóvenes: controlar su creación y liberarla de todo tipo de ataduras; pero al final todos acabaron entrando en los citados circuitos comerciales, y Cassavetes trabajó incluso como actor en Hollywood. La elección es dura, y el sacrificio que impone (Tarkovski) demasiado cruel: la marginación y la pobreza. Todos conservaron su espíritu independiente, pero mientras no se inventen vías democráticas de acceso al público, la mayoría acaba doblegándose, ya sea ante la financiación privada o la pública ¿Es esto un fracaso? Como decía un personaje de los ácratas Monty Python en La vida de Brian ciertas actitudes no comportan una lucha contra el capitalismo sino contra la realidad. Nadie parece inclinado a dar nuevas oportunidades a los jóvenes. Demasiados son underground por imposición.


Propuestas didácticas:

¿Te consideras un joven underground, te reunas en una estación de metro o no ?

Muchas manifestaciones artísticas se han llevado a cabo en estaciones de metro, como en el de Londres, pero ahora financiadas por las instituciones públicas, con lo que han perdido ese carácter rebelde y contestatario.

Hoy muchos jóvenes están en la cultura del Graffiti, y cualquier pared es como un lienzo que han colocado para que ellos se expresen. Ya sabéis que no tarda mucho en aparecer una de estas manifestaciones, sobre todo en lugares aptos para la clandestinidad. Sabéis también que no es legal y que está penalizado ¿Conocéis a muchos jóvenes que realicen esta actividad?
Algunos, especialmente chicos, como sabemos los profesores, conocen su grafía y sus códigos.

Muchas empresas utilizan estas imágenes como reclamo publicitario dirigido a los adolescentes; son una metáfora de la rebeldía. Desde las instituciones culturales se rechazan, mientras su legalización las vacía de todo significado.

¿Qué pensáis? ¿Acabarán estos jóvenes como los undergraund?

Las mujeres aún son más tímidas por su educación, pero ya hubo algunas, en la década de los 60,
que formaron parte de estos movimientos como Shirley Clarke





Homenaje a Shirley Clarke



Como veis también estos incorfomistas generan odios, hijos del resentimiento, de la incapacidad, la ignorancia o la falta de oportunidades (de esta última son víctimas involuntarias la mayoría de los jóvenes con inquietudes). Su obra siempre estuvo inspirada en la imagen fotográfica y fílmica.

El inconformismo con uno mismo es el mejor camino para la autoestima y la búsqueda constante de caminos. El que todo lo sabe nada tiene que aprender (Roma dixit)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.