dijous, 11 de març de 2010

La genealogía del horror en el cine



El director Fritz Lang comenzó una saga de películas que advertían de la incubación del huevo de la serpiente y de la colaboración de la ciencia con el poder, con la finalidad de someter a la población mediante el miedo y el horror.

Esta saga comienza con el Dr.Mabuse ( Fritz Lang, 1922 ). El Doctor Baum, personaje de El testamento del Doctor Mabuse describe, en una clase magistral en la Universidad, la etiología de la enfermedad del Doctor Mabuse, que algunos colegas se niegan a admitir, y que , según su criterio científico, tienen su origen en catástrofes, terremotos, accidentes, traumas... Bajo los efectos del miedo y el terror aparece una serie de trastornos mentales; el doctor Mabuse llevaba una doble vida: era un famoso médico que tenía una importante consulta privada, pero usaba sus prodigiosos conocimientos en el campo de la hipnosis para realizar todo tipo de actos criminales, hasta ese momento impensables. Acorralado por la policía, se atrinchera con su gente más fiel en su propia casa y responde a la orden de rendición del estado diciendo : "El Estado soy yo". Cuando es capturado, en una fábrica de moneda falsa, lo encierran en un psiquiátrico, donde su cerebro extraordinario, en la frontera entre la genialidad y la locura, se disloca. En un primer momento se encierra en sí mismo, pero poco a poco empieza a escribir...su testamento. Parece que, al Dr. Mabuse le guía, sobre todo, un interés personal.



El testamento del Doctor Mabuse se estrenó en Budapest en 1933, con una duración de 3.341 metros. Fue prohibida en Alemania y estrenada el 34 de agosto, terminada la Guerra Mundial, mutilada (2298 metros). El original se encuentra en el Instituto del Cine Alemán, en un estado de conservación muy precario. Los esfuerzos de los amantes del cine han hecho posible una reconstrucción con escenas adicionales procedentes del Archivo Federal del Cine, el Museo de Cine de Munich y otras instituciones, y tiene un metraje de 3,270 m. Esto nos da una idea de las censuras de las dificultades de Fritz Lang en su Alemania natal y su traslado a Hollywood en 1930.












El Doctor Baum, heredero del doctor maligno, tras la muerte de Mabuse, se enfrenta al Jefe de Policía, Inspector Lohmann, que se alegra de la muerte de un asesino, y en un tono muy grave le dice algo muy inquietante: "Nadie tiene idea del cerebro sobrehumano y fenomenal que se ha perdido con su muerte. Este cerebro habría acabado con nuestra degenerada sociedad, con este mundo sin rumbo que sólo conoce la injusticia, basado en el egoísmo, la bajeza y el odio; podría haber prestado un último servicio a la humanidad con el miedo y el horror, que se debe extender a toda la sociedad mediante crímenes sin sentido.

La locura ha dado un paso adelante y aparece como redentora de un hombre que no quiere ser redimido. El ciclo se va cerrando con el Doctor Vergerus de El huevo de la serpiente de Bergman, en la Alemania de 1923, en la que acaba de fracasar un intento de golpe de Estado de Hitler.






Aquí ya se hacen experimentos con ciertos medicamentois narcolépticos en seres humanos para posteriores manipulaciones de las masas, prácticas conocidas del nazismo. El Doctor Vergerus se suicida, al ser descubierto, mordiendo una cápsula de cianuro, también usual entre los nazis. Todavía gobernaba Alemania un Partido Socialdemócrata que, aunque asustado, creía poder dominar la situación. Ya sabemos que no. El Dr. Mabuse, o unos tocadiscos de la época que reproducen su voz en vinilo, se esconde detrás de unas cortinas; el protagonista de El huevo de la serpiente, Abel Rosenberg, no observa , es observado por cámaras ocultas, cuya existencia desconoce.

Todos estos científicos acabaron en la locura, y en ellos se basa Scorsese para crear sus personajes,los doctores Naehing y Cawley, de origen alemán, que dirigen el psiquiátrico de Shutter Island. Escaleras helicoidales que conduce al laboratorio del doctor, habitaciones austeras, ventanas con rejas de los enfermos mentales y un policía, Hofmeister, separado del cuerpo, que pide su entrada de nuevo para llevar a buen fin sus investigaciones sobre el Doctor Baum, y que acaba absolutamente enloquecido por el tratamiento que le aplican, ya están en las obras de Fritz Lang.

Ésta es la herencia europea de Escorsese que conjuga muy bien con las tradiciones americanas.

Propuesta didáctica:

Todos los profesores somos conscientes de la necesidad de inculcar a los alumnos un espíritu crítico y el uso de la razón para evitar ser manipulados. Estas películas son muy duras y no se les pueden proyectar sin una reflexión muy seria; no obstante muchos de nuestros alumn@s acuden de motu propio al cine y ya han visto la película de Scorsese, que sería bueno debatir con ell@s.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.