dissabte, 2 de gener de 2010

Promesas rotas


B.Z. Goldber y Justine Shapiro realizaron en 2002 un tremendo documental que consiguió un número incontable de premios. Para su ejecución seleccionó una serie de niños de cuatro zonas: los asentamientos de colonos, los campos de refugiados, judíos laicos de Jerusalén , barrio musulmán de esta ciudad y judíos ortodoxos.
Este documental refleja la distinta educación que reciben niños y niñas en este mundo, pero lo más espeluznante es que todos ellos tienen algo en común: el deseo de matar al adversario, con la excepción de los niños judíos que se han educado en el seno de una familia progresista y que acceden a reunirse con niños musulmanes. Llegan a confesar que les dan más miedo los ortodoxos que acuden al muro de las lamentaciones que los mismos árabes.
Ciertas cosas dichas por niños son estremecedoras. El periodista B.Z. que procura el acercamiento entre los niños judíos y los del campo de refugiados y que llora al final del reportaje al comprender que Faraj le dice la verdad cuando afirma que sus esfuerzos serán infructuosos, vuelve al cabo de dos años y confirma que no se puede combatir tan cruel realidad.
Este último fin de año y comienzo del nuevo 2010 hemos decidido que debíamos dedicar un poco de tiempo a reflexionar sobre el mundo que estamos creando. Jenaro Talens, en un último curso realizado en Valencia dijo que no le preocupaba el mundo que dejábamos a los jóvenes, sino los jóvenes que dejábamos al mundo. Creo que, a pesar de su reconocido valor intelectual, ha cometido una tremenda injusticia. Para comprender ésto recomendamos ver este documental

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.