dijous, 21 de gener de 2010

Souad El Hadri: Investigadora y feminista

Clica aquí para buscar la noticia en Europa Press.
Souad El Hadri, primera mujer doctorada en la Facultad de Derecho de Valencia, realiza una nueva lectura del Corán y la Sunna desde una perspectiva de género. Su libro se titula Los derechos de la mujer en el Islam y su estatus personal en el Magreb.


Notícia dada por Las Provincias:
«Con una cita de un versículo del Corán me mandaban callar siempre que cuestionaba la discriminación de las mujeres en mi país». A Souad El Hadri sólo su nombre y su ligero acento árabe ponen de manifiesto que es marroquí. Su aspecto -vestida con un elegante atuendo al estilo occidental, ligeramente maquillada y con botines de última moda- descubre que esta "investigadora y feminista", como ella misma se define, es el ejemplo perfecto de que ser mujer en el Islam no significa sometimiento. «A mí siempre me han enseñado que el Islam es una religión justa, pero veo que no hay justicia con las mujeres».

El Hadri presentó ayer su libro Los derechos de la mujer en el Islam y su estatuto personal en el Magreb. «Lo he escrito como un reto personal, pero también colectivo, por la mujer musulmana que, desde finales del siglo XIX, está embarcada en una lucha por sus derechos silenciosa y muchas veces sangrienta», aseguró. 
Una exhaustiva investigación permitió a El Hadri desvelar los códigos religiosos que se esconden detrás de cada artículo legal. «Quiero que sea una herramienta para que los juristas españoles puedan comprendernos mejor puesto que la presencia de ciudadanos de origen magrebí es cada vez mayor en la sociedad española, pero también en la valenciana». En la Comunitat residen 103.471 personas de origen musulmán.
Las mujeres que luchan por los derechos de igualdad en los países islámicos tropiezan con demasiadas barreras. «La creencia de que el feminismo es un producto occidental está muy extendida». Por ello, con su libro pretende «darles tranquilidad y que sepan que sus reivindicaciones tienen legitimidad».
Como mujer integrada plenamente en la sociedad occidental considera fundamental que, para entendernos mejor, desde aquí se reflexione sobre la cultura musulmana, «ya que ambas tienen mucho en común».
El problema actual es que en el mundo islámico todos los ámbitos legislativos se han liberado de la carga religiosa pero "no en los códigos de familia». Una dualidad que ha dividido a la sociedad en dos: «la que quiere que Fátima se quede en casa y la que lucha por que salga de allí». Por ello propone una nueva lectura del Corán y la Sunna -textos sagrados para los musulmanes- «pero rechazando las lecturas machistas y patriarcales». El Hadri fue contundente al pedir a Occidente que abandone «su actitud paternalista y nos apoye a nuestra manera, porque nosotros conocemos nuestros problemas y las estrategias de cambio. La ayuda debe ser de igual a igual», sostuvo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.