dimecres, 6 de gener de 2010

La rosa púrpura del Cairo


La rosa Púrpura del Cairo. Orion Pictures. Dirección: Woody Allen. Productor: Charles H. Joffe. Casting:Mia Farrow, Jeff Daniels, Danny Aiello. Música: Dick Hyman.


Quienes hemos crecido con Woody Allen y hemos pasado por ciertas etapas de la vida en la que hemos sentido, con cada una de sus películas, el miedo a envejecer, morir, sufrir decepciones amorosas o abandonar nuestra rutina de urbanitas, en un hogar más o menos confortable adaptado a nuestros gustos, rodeados de música, cine y libros, entendemos muy bien este personaje neurótico que él ha hecho de sí mismo, que interpreta una y otra vez.
Es un hombre con altibajos que afirma que la vida está llena de suciedad, miseria, sufrimiento, tristeza, pero que a la vez teme morir. En una entrevista con Eric Lax hace suyas las palabras del personaje de Marlon Brando, en la Ley del silencio: " Los grillos me ponen nervioso" y termina dicienendo que esa frase resume lo que es el campo para él. Odia las máquinas, incluso las más sencillas, (muchas/os le comprenderán) y adora la magia, que lleva hasta sus últimas películas, como "Scoop" en la que incluso ya decide "morir". Parece que al final ha entendido que envejecer y morir es el único argumento de la obra ( Gil de Biedma)
Esta obra que analizamos hoy ha dado lugar a las críticas más diversas. Unos la consideran una de las mejores películas que se ha hecho, que atraviesa la pantalla y la convención cinematográfica para crear una fábula mágica sobre la vida, el amor, la ilusión, la esperanza...; otros han querido ver en ella la representación del mito de la caverna de Platón; algunos, como Juan Zavala ..., llegan a afirmar que si no fuera por Mia, que representa exquisitamente a una mujer frágil, indefensa, insegura, vulnerable y con aire desvalido no se habría producido la magia que ha convertido al film en una obra tan destacada. Eric Lax dice que es uno de los filmes más surrealistas y conmovedores de Allen.
Ambientado en la Gran Depresión, tiene como protagonista a Cecilia (Mia Farrow), una camarera de pueblo casada con un tarambana violento y mujeriego (Danny Aiello) que la maltrata. Es sorprendente la candidez con la que Cecilia reprocha estos malos tratos a su marido: "Te portas mal conmigo y me pegas". Pero sorprende más aún la respuesta de él: "Bueno, te pego cuando te pasas, pero te aviso, y si no espabilas, entonces te sacudo". Él depende económicamente de Cecilia.
Ella busca refugio en la ficción y va asiduamente al cine para vivir virtualmente momentos de amor, hasta que un día, mientras ve "La rosa púrpura del Cairo" por enésima vez, un personaje llamado Tom Baxter (Jeff Daniels) sale de la pantalla y tienen un romance con él. Su desaparición del filme provoca alarma en los estudios y envían al actor que lo representa, Gil (también Daniels) , para reconducir la situación. Como Tom es un personaje de ficción, que sólo tiene realidad dentro del filme, no abandona nunca su traje de explorador, lleva dinero de juguete o bebe gaseosa en lugar de champagne... Cuando va a una Iglesia con ella y ésta le explica qué es Dios para los hombres , él lo identifica con sus guionistas.
Para volver a la situación de equilibrio Gil no duda en seducir a Cecilia, y obligarla a elegir entre la realidad y la ficción, a la vez que le promete llevársela a Hollywood, pero la abandona una vez reordenadas las cosas: en la pantalla la ficción, en la sala la realidad. Una nueva decepción para la mujer, que, aunque sabía que Tom no era real, le perdonaba este "pequeño defecto". La realidad es tozuda para los pobres.
A Cecilia, víctima de un mundo que no le satisface, pero que no tiene alternativa ni vital ni económica, no le queda otro remedio que recurrir a la fantasía, su pócima mágica de la vida, sentada en su butaca de cine y viviendo en primera persona la historia de amor de turno. Woody Allen hace un homenaje final a Fred Astaire y Ginger Rogers mientras bailan "Cheek to Cheek" en "Sombrero de Copa (1935). Woody Allen músico hace su aparición.
¡Cuántas mujeres soñaran despiertas historias parecidas!
Reflexiones pedagógicas:
Cuando vamos al cine o al teatro, como afirmaba Ortega y Gasset, se produce una confusión entre el actor y el personaje, que el espectador no puede resolver. Esta obra de Allen nos obliga a recapacitar sobre qué es el cine desde el propio cine. ¿ Cómo se llama la obra de Allen? ¿ Y la película que se proyecta en el cine al que va Cecilia ? ¿ Cuántas mujeres crees que querrían un guionista tan amable, como el de "La rosa púrpura del Cairo"? . Ahí la gente sólo viaja, va a restaurantes, salas de fiestas, se divierte...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.