divendres, 8 de gener de 2010

La derecha francesa planea multar el burka con 750 euros.


El uso del burka ha pasado a convertirse en una batalla política en occidente para desbancar al adversario; de esta manera se trituran las esperanzas de muchas mujeres por coseguir la igualdad con los hombres en el mundo, al ver como se superficializan sus reivindicaciones.
Jean FranÇoise Copé, lider de la UMP (Unión para un Movimiento Popular) y posible rival de Nicolás Sarkozy en futuras contiendas políticas, piensa segar la hierba bajo sus pies y para ello usa como arma arrojadiza el burka, obligando a un Presidente de la República vacilante a decantarse por una solución que siempre será impopular, tome la decisión que tome. Nos están acostumbrando a la esquizofrenia.
El Proyecto pretende que las mujeres musulmanas no deambulen por las calles con esta prenda, pero, para evitar citar al islam ( cosas de la realpolitik) pretende prohibir que nadie se pasee publicamente llevando integralmente la cara cubierta. Olvida que los franceses se cubren la cara en muchas fiestas populares como el Carnaval.
No estamos a favor del burka, pero tampoco del manoseo de los sentimientos de nadie. ¿Qué formas de castidad propone este personaje para las mujeres honestas francesas? ¿Y qué piensa de los tatuajes y los piercings?. Seguro que no le gustan, pero no quiere molestar a sus compatriotas.
Público 8 de enero de 2010



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.