dilluns, 25 de gener de 2010

Creación artística y crítica. Fellini





En un momento en que muchos cineastas toman como referente a Federico Fellini (Almodovar en "Los abrazos rotos", entre otros ) y que incluso se pretende realizar una secuela de "Fellini 8 1/2", me ha parecido oportuno contribuir en nuestro blog con una pequeña "investigación" sobre su obra, que humildemente pueda contribuir a comprenderla mejor.


Casi todos lo que escriben de cine le dedican un capítulo más o menos amplio. Jacques Aumont afirma que, tanto Bergman como Fellini creen que "hacer cine es expresarse", discretamente, como lo hace el primero, o indiscretamente el segundo. El autor lo que se propone es dar la forma de una novela a su propia biografía para hacerla comunicable; el arte es esa "puesta en forma" y el dominio que ese gesto supone, un medio de hacerse interesante a los ojos de los demás y, a la vez de hablar(se) de(a) sí mismo.


Para Pablo de Santiago y Jesús Orte en Fellini el subconsciente y los sueños se erigen en protagonistas dando rienda suelta a la imaginación onírica del cineasta, que con "toda inmunidad puede mostrar imágenes de todo tipo, tan inverosímiles como repugnantes" el surrealismo ( como ya pretendió Bretón) va contra todo orden establecido y arremete contra toda directriz ética y moral.


En sus películas volcaba sus sueños, recuerdos y obsesiones, como el sexo, las críticas a la Iglesia y el oscurantismo, renunciando a menudo a la narración cinematográfica tradicional, porque para él el cine tenía mucho más que ver con la pintura que con la literatura (Juan Zavala y otros). Hay excepciones como "Amarcord". Lo exagerado y lo deforme (enanos, mujeres con pechos grandes, como la estanquera de "Amarcord"...) se erigen con fuerza, y no le importa la profesionalidad de los actores que con frecuencia son amateurs, a los que no exigía saber recitar porque doblaba sus películas; para que movieran la boca les hacía cantar números.


El marco de sus películas eran los estudios de "Cinecitá", y para comprender esto mejor es recomendable ver un documental, "Intervista", sobre una entrevista que le hicieron unos japoneses que formaban parte de un equipo de televisión, que obtuvo el Premio Especial del Festival de Cannes.


Florian Diujens (Historia del Cine) ve en Fellini el sinónimo de películas opulentas, fantasmales e intensamente personales; aunque se apartó pronto del neorrealismo de Rosellini, con quien trabajó, nunca abandonó el carácter sociativo y episódico de este estilo. En contra de otros críticos cree que sus tres motivos recurrentes, -el circo, el mar y la Iglesia católica-, simbolizan la libertad, la redención y la represión.


El papel de las mujeres en el cine de Fellini nos interesa mucho, pero ahora queremos centrarnos en "Fellini 8 1/2" que nos muestra el proceso creativo, sus dudas, sus temores... El directo Guido Anselmo, acosado por productores y críticos y perseguido por montones de actores, ´sufre un "bloqueo creativo". Retirado en un balneario lejano, el encuentro entre su amante y su esposa le proporcionará un plus de ansiedad que le hará recluirse en un estado onírico y en recuerdos de su infancia (Presencia de los padres, escenas de su niñez...)


Se puede considerar su película definitiva sobre el proceso de creación y la lucha del autor con el escrutinio de los críticos, las imposiciones comerciales, y su integridad como artista.Al principio del filme el crítico le dice: ¿Qué busca el autor? ¿Quiere hacernos pensar? ¿Quiere darnos miedo? Es un juego que revela desde el principio una pobreza, una falta de inspiración. La prueba más patética de que el cine va con cincuenta años de retraso respecto a las demás artes.


Cuando se produce el pánico del autor y decide abandonar, debe soportar la perorata de este intelectual (algunos hasta se consideran cineastas o parte del proceso de producción de la obra) que reza así:


"Ha hecho muy bien, créame. Hoy es un buen día para Usted, estas son las decisiones que hay que tomar. Nosostros los intelectuales, y digo nosotros porque lo tengo por tal, tenemos el deber de permanecer lúcidos hasta el final; ya hay bastantes cosas superfluas en el mundo, no es cosa de añadir desorden al desorden. En el fondo, perder dinero es parte del oficio del productor. Mis felicitaciones, no quedaba otra cosa que hacer, y Usted acaba como se merece. No puede uno embarcarse con ligereza en una aventura tan comprometida; pero, créame, no siento nostalgia ni remordimiento: es mejor destruir que crear, cuando uno no sabe lo que está creando. Además ¿ Hay alguna cosa tan codiciable en el mundo que merezca el derecho de vivir? Una película fallida para él no es más que un factor económico, pero, para Usted, en el punto a que ha llegado, podría ser el fin. Mas vale destruirlo todo y cubrir el suelo con sal como hacían los antiguos romanos en los campos de batalla (...) Sólo a un artista verdaderamente digno de este nombre se le puede exigir este acto de lealtad: reducirse al silencio. ¿Recuerda el elogio de Mallarmé al "papel en blanco", a Rimbaud, era un poeta, no un director de cine. La verdadera poesía de Rimbaud fue su renuncia a seguir escribiendo, su partida a Africa. Si no se puede tener todo, la nada es la verdadera perfección. Perdone las citas pero (...) muestra misión es borrar los engendros que cada día intentan venir al mundo ( mientras dice esto pasan por delante de la cámara los personajes de Fellini). Usted había querido dejar detrás de sí una imagen personal, como el cojo deja una huella deforme. ¡ Qué monstruosa pretensión creer que los demás podían beneficiarse con el escuálido catálogo de sus errores.Y a Usted ¿ Qué le importa reunir los retazos de su vida, sus vagos recuerdos, los rostros de las personas que no supo amar?


Tras escuchar este discurso Guido ve la luz y en una escena final circense, en la que la música de Nino Rota es un elemento narrativo muy potente, comienza la redención final del artista, de la mano de todos los personajes de su vida : padres, actrices, amantes, esposa. ¡Acción! ; abre su alma a su mujer y le dice: " Esta confusión soy yo: como soy, no como quisiera ser !


Muchos han querido ver aquí ese manifiesto creativo de la obra posterior del director, que lucha con las limitaciones del neorrealismo, imbuido de sus sueños, su memoria y su simbolismo. Otros han intentado imitar este momento de lucidez, como la última obra fallida de Almodovar, cuyo protagonista, director de cine, que ha perdido la vista en un accidente en el que murió su amante, hace sacar a su hijo una película que está entre "Fanny y Alexander" de Bergman y "Fellini 8 1/2", y decide acabar su película diciendo: "Toda obra debe acabarse, aunque sea a ciegas". Triste.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.