dilluns, 28 de desembre de 2009

Una noticia breve pero intensa









Un niño ha sido abandonado, según el Diario Público, a las pocas horas de nacer, junto con una mochila con ropita, al lado de un portal de la calle Duque de Sesto, cerca del centro de Madrid. El niño presentaba claros signos de hipotermia, aunque buen tono muscular, según Natividad Ramos, médico del Samur Protección Civil.

Esta tragedia se produce en plena Navidad, en una ciudad engalanada con luces y con los centros comerciales abarrotdos de gente que adquiere productos superfluos,y cuando los beneficios de las grandes fortunas presentan un balance positivo al finalizar del año con un incremento del 27% de sus beneficios respecto a 2008. Que no se diga que esto ha pasado siempre; ahora pasa en un contexto de crisis económica en el que, por lo menos dialécticamente, todos están preocupados por los problemas reales de la gente. No es necesario viajar al tercer mundo para encontrar estos dramas, propios de la época de Dickens, sólo hace falta mirar y ver a tu alrededor.

Mientras, muchos lavamos nuestras conciencias llevando a nuestros hijos, mecidos en algodones a ver "Cuentos de Navidad", precioso cuento, ( De Dickens, precisamente, que tánto se preocupó de los niños) , que promete la redención a todos los avaros y egoístas del mundo.

Este hecho me sugiere una serie de reflexiones:


¿Qué puede empujar a una mujer, en pleno siglo XIX, a dejar a su niño, cuando es tan doloroso alumbrarlo y llevarlo dentro de su cuerpo durante meses, en el portal de personas pudientes?

¿ Acaban aquí los sufrimientos de esta mujer ? No hablamos de un embrión, hablamos de un niño al que espera la marginación y la falta de cariño, probablemente en un centro de acogida.

- ¿ Y el niño? ¿Quién se ocupará de él? ¿Cómo serán sus siguientes Navidades, y las otras, y las otras...? Eso dependerá de su raza, su nacionalidad, su estado de salud...

¿Qué pensáis de una sociedad en la que ocurren cosas así, que empuja a las madres a alumbrar hijos y después abandonarlos a su suerte ? A ellas les esperan la tragedia y la cárcel.


Aconsejamos ver "Loca evasión de Steven Spielberg" . No es fácil olvidar a un hijo que has visto, ni que él añore a su madre natural. El drama humano está servido, y, además, en plena Navidad.

Navidad 2009 , primera crisis económica mundial y globalizada. Para algunos.























Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.