diumenge, 13 de desembre de 2009

Un estreno de interés: La elegancia del erizo




"NO TODOS PUEDEN SER UN GRAN GENIO PERO LA GENIALIDAD PUEDE ESTAR EN TODAS PARTES"

Este titular responde exactamente a lo que pretendemos realizar: favorecer la democratización de los jóvenes y enseñarles a valorar a las personas independientemente de su estatus social y su pertenencia a uno u otro sexo.La pobreza mezclada con el sexismo da lugar a un cóctel explosivo.

Chabrol afirma que el cine es la puerta de todas las artes, a pesar de que Ernest Borgnine afirma que "el cine de ahora es una porquería" y lo peor es que el público se acostumbra y no espera nada más, por lo que escritores y productores no ven la necesidad de trabajar más.

Nosotras estamos de acuerdo con Chabrol y por ello hemos iniciado actividades en torno al cine, fuente inagotable de temas y proponemos una amplia selección en el marco de nuestro proyecto. La violencia de género es transversal y afecta a todas las sensibilidades y clases sociales, aunque unos grupos tengan más conciencia de ello y el objetivo es delimitar cada vez más claramente qué es un maltrato, allí donde se dé.

Películas como El erizo de Mona Achache, inspirada en el best-seller de Muriel Barbery, despierta interés y promete favorecer la reflexión sobre nuestras propuestas.En este filme se produce el encuentro de tres personajes: Paloma, una niña que empieza a descubrir el mundo de los adultos y lo filma todo con su cámara, el señor Kakuro Ozu, sexagenario japonés elegante que se interesan por una enigmática portera, Reneé, experta en filosofía, que lee a los grandes novelistas, escucha música cláica y almacena cintas cinéfilas difíciles de atesorar.Ozu nos recuerda que la mayor parte de las veces miramos pero no vemos.

Todo ello contrasta con la hipocresía de unos burgueses acomodados, padres de Paloma que ella empieza a percibir. Su padre está obsesionado por el éxito y su madre depende de los ansiolíticos. Mientras nuestra portera esconde sus aficiones culturales porque piensa que pueden trarle dificultades en su trabajo, que le permite vivir discretamente disfrutando de sus gustos culturales, en una sociedad que no hace fácil el acceso a un empleo para las mujeres.

Como recuerda Fernando Franco, crítico de cine, en "La felicidad es posible" ( Levante. 12 de diciembre de 2009), "un modesto quiosquero, Rouaud, alcanzó el Goncourt 90 compartiendo honor con Proust, Malraux y Durás". No olvidemos nunca ésto.

PROPUESTAS DIDÁCTICAS

-Se recomienda seguir profundizando en la propuesta realizada en el escrito sobre "Ratatouille" en este blog.
-Enseñar a los jóvenes a fijarse en las personas, sea cual sea su condición y apariencia.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.