dimecres, 9 de desembre de 2009

Cine hecho por mujeres. Homenaje a Sofía Coppola




HOMENAJE A SOFÍA COPPOLA

Digna hija de un gran padre, Francis Ford Coppola, demuestra una gran maestría tanto en la elección de los planos como en el montaje, la bellísima fotografía, los decorados, luz, etc. Mezcla de ortodoxia y heterodoxia, especialmente en María Antonieta, en la que no duda en introducir música electrónica y zapatillas deportivas en un ambiente del rococó francés, es sobre todo una mujer con una mirada penetrante en la psique femenina.

Debido a la multitud de sensibilidades que se mezclan en un centro educativo nuestro interés es ofrecer el más amplio abanico de posibilidades a todos los miembros de la comunidad , padres, profesores y alumnos, para colaborar en la formación de nuestros jóvenes en el aula y fuera de ella.

De acuerdo con el lema del Instituto de la Mujer, el cine representa "La voz de las que callan", y, en muchas ocasiones, denuncia atropellos que no se abordan en los marcos institucionales creados para solucionarlos.

Pasamos a comentar las tres películas que ha hecho Sofía Coppola, todas ellas muy bien acogidas por la crítica y el público.


María Antonieta. American Zoetrope a Muse Production in association with Tohokushinsha.

El personaje de María Antonieta, encarnado por una actriz mítica para Sofía, Kirst Dunst, muy fiel históricamente, desde la perspectiva de la Escuela de las Mentalidades, nos presenta a una joven reina, que se casa con el Delfín de Francia, después Luis XVI, cuando tan sólo tiene 14 años.

La Sofía-mujer se nos presenta cuando pone en boca de la Camarera Real, Condesa de Noailles, las siguientes palabras: " Habéis entrado por tierra austriaca y saldréis por tierra francesa como Delfina de Francia. Debéis despediros de vuestro séquito y dejar atrás toda Austria"

Es una mirada nueva sobre una reina, víctima de la Revolución Francesa, cuyos mayores errores, y fueron muchos, se debieron a su inmadurez y al hecho de compartir el trono con un hombre incapaz, que durante mucho tiempo prefirió jugar con sus amigos y satisfacer todos sus caprichos, sin acercarse a una mujer preparada para cumplir los imperativos de su época, dejando de lado sus deseos y ambiciones como persona.

Es un filme bellísimo y seguramente para muchos herético. A nosotras nos parece divertido y provocador. Es impresionante como evoca la idea de la juventud, cuando corre por los pasillos ceñida en su miriñaque, al ritmo de músicas trepidantes, o cuando la cámara recorre la fila de zapatos de una mujer caprichosa y pasa, como descuidadamente, ante unas zapatillas deportivas. ¿ Cómo se podría hacer mejor ? Nada puede reprimir el ansia de libertad de una joven, ni siquiera los críticos más feroces.

Las jóvenes suicidas. American Zoetrope a Muse Production.

Esta película es recomendable sobre todo para los padres, ya que es peligroso presentar a los jóvenes una historia de cinco chicas que se suicidan. Es muy conveniente advertir esto en un momento en que los mass-media han puesto su foco en los adolescentes en casos muy escabrosos.

Las cinco muchachas, las hermanas Lisbon, son hijas de un Profesor de Instituto y una mujer muy estricta y religiosa, que merced a la educación que han recibido se transformarán en la adolescencia en "criaturas gloriosas e inaccesibles" para los jóvenes del vecindario. Su aureola crecerá con el suicidio de la primera de ellas.Un plano nos muestra a una de las hermanas, cuando es trasladada al hospital, de cuya mano le cae una estampa de la virgen con una leyenda que dice : "555-Mary"

Esta película es un retrato único del final de la inocencia que unido a una educación castrante tendrá consecuencias terribles para las muchachas.

LOST IN TRASLATION. American Zoetrope.

Bob Harry ( Bill Murray ) es una estrella de cine madura que va a Japón a rodar un spot publicitario. Charlotte (Scarlett Johanson) es una joven que ha cursado estudios universitarios en la Universidad de Yale, se ha casado con un joven director de cine, pero lee libros de auto-ayuda porque todavía no sabe a dónde quiere ir ni qué hacer.Pasea por la ciudad y sus rincones sin que le despierten ninguna emoción.

Él llega a Tokio cansado, con cara de hastío, como el que va a su trabajo y ,desacralizándolo todo, no siente la curiosidad del viajero. En el trayecto al hotel una valla publicitaria le devuelve su imagen, que contempla indiferente. Cuando un grupo de recepción le entrega su agenda de trabajo, responde irónico: "¡Vaya! todo programado. Muy japonés". No entiende la lengua y asiste flemático a las instrucciones del cámara: "ahora como como Sinatora, ahora como Lollel Emur..."

En este estado de ánimo se encuentran en una ciudad extraña y se sienten como Lorca en Nueva York (atrapados por el cielo). Bellísimos planos de Charlotte en la ventana con la ciudad a sus pies, sin poder dormir como él.

Entre ellos, perdidos en la traducción, surge una extraña amistad, cercana al enamoramiento y fruto de unha emoción común: la de sentirse parte de una pareja que ya no funciona y pertenecientes a una misma familia cultural. La vida acabará levantando un muro entre ellos.

Sofia Coppola retrata muy bien el Japón Meijí, no sólo en unos personajes occidentalizados que han perdido sus raíces, sino en la música que ambienta el film de color americano, pero cantada en japonés

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.