divendres, 9 de juliol de 2010

La esclavitud de las mujeres


Una joven de quince años, rumana, obligada a prostituirse durante doce horas seguidas, en el Raval de Barcelona. Además era sometida a tratos vejatorios y palizas por los proxenetas.

Otra vez volvemos al triangulo de la violencia de Galtung: violencia estructural y cultural que sostienen a la violencia directa, en el caso que nos ocupa de género.

Muchas veces hemos oido que la prostitución es el negocio más viejo de la humanidad. Pero, ¿qué le pasa a un sociedad que mira con indiferencia el maltrato y el abuso de un niñ@, cuyo nacimiento se reclama con excusas económicas, religiosas, políticas...? Una vez ha nacido, nos olvidamos de él/ella. Nacen ya desempoderados.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.