dijous, 29 de juliol de 2010

Carla Bruni y Woody Allen


Como ya previó Christian Salmon, vivimos en el mundo de la transgresión, del travestismo, del espectáculo continuo, en el que todo es posible. Carla Bruni, vigilada por su marido, participará en el próximo film de Woody Allen, Medianoche en Paris; de esta manera se garantiza el blockbuster.

Parecía que después del cataclismo que ha producido la mayor crisis global que se conoce, el mundo había aprendido algo, pero no es así. Los creadores, para llenar las salas, deben hacer concesiones a la sermiradaidad, bien mediante la utilización de famosas-por-cualquier-causa, bien cediendo ante la morbosidad de un público irreflexivo, bien sabe por qué...Ya no podemos ni pronuncia la frase de Rick en Casablanca: "Siempre nos quedará París". Pues ya ni eso. ¿Por qué leeré la prensa?




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.