divendres, 12 de febrer de 2010

Dogville








Lars Von Trier lleva a la pantalla, con un mise en scène muy particular, los avatares de una mujer, Grace ( Nicole Kidman), víctima de una sociedad falocrática y paternalista que humilla a las de su sexo. Primero víctima de su padre, un ganster poderoso, que maneja incluso a la policía y dicta sus anuncios de búsqueda y captura,y, después de un pueblo maldito, aparentemente integrado por gentes que llevan una vida tranquiula, sosegada y que se comportan con pulcra educación con una persona que huye de la justicia. Tom (Paul Bettany) convence a la comunidad de que la escondan, pero pronto ven la ventaja de explotar y abusar, incluso sexualmente, a un ser al que consideran débil e incapaz de reberlarse, actuando colectivamente contra ella. No es que cambian es que empiezan a revelarse tal como son.


Cuando ya no pueden obtener más beneficio de ella y su amante considera que peligra su pobre carrera de escritor , la entregan. Entonces se descubre un terrible secreto: Grace es la hija del gángster que la persigue; en un diálogo que cierra la película el padre hace un alegato contra las ideas redentoras de los pueblos oprimidos de Grace: nada justifica las malas acciones y quien actúa mal debe pagar las consecuencias. Convencida y arrogante contribuye en la matanza de todo el pueblo, niños incluídos, para salvar al mundo, al ser humano, en definitiva a sí misma; unicamente salva al perro. El film se cierra con fotografías de pobres y parias de la tierra, víctimas y excusa de las acciones de burgueses diletantes.

El film está estructurado en nueve capítulos y un prólogo, a través de los cuales se va desarrollando la historia, que tiene elementos comunes con muchas otras películas nórdicas: frialdad, aislamiento, violencia reprimida, egoísmo, culpa colectiva y, al final, la triste consecuencia de que todas estas circunstancias engendrarán más violencia. Mientras muchos seres humanos sufren a causa de este egoísmo y avaricia global .


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.