dilluns, 25 de juliol de 2011

Crecer a la sombra de una mujer



MITCH WINHOUSE HACE CARRERA EN LA
MÚSICA A LA SOMBRA DE SU HIJA


Se han dicho muchas cosas y se van a decir más aún, de la joven estrella cuya luz se ha apagado en tan solo tres años, y que venía extinguiéndose casi desde su nacimiento. Llegó al Parnaso hace apenas tres años, cuando recibió el Premio Grammy en 2008, dejando sorprendida a la humanidad con la llegada de un aire fresco que apenas se sentía desde la decadencia de la Motown.

Amy Winhouse ha sido una mujer demasiado sensible para soportar la presión de las Compañías, el desamor, los roces cotidianos de la vida. Pero si hubiera sido otra no hubiera dejado el legado musical y cultural que la elevó al Olimpo de los dioses.

Ahora su padre, a la sombra de una hija tan excepcional, inicia una carrera musical. Si alguien cree que Amy es un montaje, puede hacer la comparación entre lo auténtico y lo falso.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.