dijous, 3 de març de 2011

8 de MARÇ 2011 al Institut


8 de Marzo Dia Internacional de la Mujer Trabajadora.


Nacer hombre o mujer es una cuestión de azar

Nacer en un país u otro también

Pero construir la igualdad en el mundo

no es un juego:

ES UNA OBLIGACIÓN.



En 1911, más de un millón de mujeres participa y celebra públicamente el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Demandaban el derecho a trabajar, a la enseñanza vocacional y el fin de la discriminación en el trabajo, además del derecho al voto.


Hasta nuestros días, año tras año mantenemos intacta la necesidad de celebrar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Es el día que dedicamos a reflexionar sobre los avances y los retrocesos respecto a los derechos de la mujer.

Olof Palme, ex primer ministro de Suecia , a propósito de los debates sobre la liberación femenina dice:... …”no es ni a los hombres ni a las mujeres a quienes hay que liberar sino al género humano”. La igualdad de género es una tarea a desarrollar desde todos los ámbitos de la sociedad.


La educación es uno de ellos. La coeducación ha de conformar un medio para fomentar la igualdad, educar a los alumnos y las alumnas en iguales derechos y oportunidades.


Los centros educativos debemos mostrar un modelo que fomente la convivencia, que proporcione el desarrollo de las personas, al margen de los estereotipos de género. Las actividades extraescolares constituyen un marco idóneo para este aprendizaje.


Este curso pretendemos sensibilizar a nuestra comunidad educativa de la necesidad de un avance en políticas de igualdad. Nuestro entorno más cercano parece mostrarnos un proceso de mejora, pero si profundizamos y miramos un poco más lejos comprobamos las injusticias que se comenten por la falta de respeto a los no iguales por sexo, raza, religión.


    Trabajaremos con nuestros/nuestras alumnos/as la difícil vida de las niñas, las jóvenes y las mujeres en los países árabes. Niñas jóvenes y mujeres que por azar nacen en Somilia, Gambia, Irán, Irak, Afganistán, etc…, se ven sometidas desde la más tierna infancia a prácticas vejatorias, como la ablación, que afectan a su desarrollo personal, educativo, social, incluso a veces pierden la vida. Las madres de estos países reclaman para sus hijas educación, cultura, trabajo, a la propia opinión, derechos básicos que desde nuestro mundo desarrollado reclamamos para todos los seres humanos.


En el siglo XXI una de cada 3 mujeres sufre abusos psíquicos o físicos.


Siglos de reivindicaciones, pero aún queda mucho por hacer para equiparar a la mujer en dignidad, igualdad y respeto al hombre.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar-nos el teu comentari.